jueves, 12 de julio de 2018

Anime: Bonjour♪Koiaji Pâtisserie

Sayuri, una adolescente ha ingresado a una prestigiosa academia de dulces pues es su sueño. Para su sorpresa se encontrará que sus profesores (al parecer los únicos de toda la academia) son 4 jóvenes no mayores a ella. A pesar de ser demasiado jóvenes (muy conveniente, ¿verdá?) son talentosos en cierta categoría en la preparación de dulces.

Ahí también se encontrará con la que será su rival, por llamarla de alguna manera: Sayuri: una adolescente que aprovechándose de su situación la hará menos. Y no es por nada: Sayuri carece de talento en la peparación de dulces por lo que debe de arreglárselas de alguna manera. Sayuri se caracteriza por agregar ingredientes raros a sus dulces.

Al lo largo de 24 capítulos de 5 minutos cada uno (sin contar el OP y el ED de los mismos) veremos a Sayuri convivir con sus profesores. Pero resulta que hay una regla básica que todo estudiente debe seguir: No tener relaciones sexuales con los profesores. Basicamente está prohibido la s relaciones románticas entre alumno/profesor. Una regla que básicamente pasa de largo. Sayuri, al ser una estudiante becada está en la mira de su directora que estará vigilándola para ver si comete un error.

Al principio del anime todo bien. Se supone que al ser un anime que se dedica a narrar la vida de una estudiante en una escuela de dulces, la veremos preparar una infinida de postres y demás comida azucarada. Que tendría que esforzarse para conservar su beca a la vez que, al ser de naturaleza reverse harem, tratar de no enamorarse de alguno de sus profesores. De igual manera dada la naturaleza del anime (un shojo) tendríamos oportunidad de ver una relación amorosa prohibida, donde la directora y la rival (Sayuri, básicamente, pues el resto del alumnado no cuenta) estarían al pendiente de que esta no suceda.

Pero el anime no nos muestra nada de esto. Es más, si en vez de un anime con bishounens y bishoujos, los diseños moe fueran los que predominaran, esto sería solo un slice of life basura donde los personajes bonitos hacen cosas bonitas. En cambio  tenemos un slice of life donde el calendario es el que dicta que actividades habrán a lo largo del anime. Ya saben: Vacaciones de verano y la playa; un capítulo de navidad donde parece que la relación avanza; 14 de febrero y chocolates y para finalizar, una graduación. He visto una infinidad de Reverse harem (bueno, no tantos) y he de decir que si hay que ver alguno, optaría por Ouran, high host club, incluso por Brothers conflict (que es igual de basura, pero al menos tiene una historia mejor). 3 de 10 en califiación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario